descenso-del-sella-despedidas-soltero

Descenso del Sella despedidas soltero

Descenso del sella despedidas de soltero-a

Contacta

El Descenso del Sella,  es una actividad totalmente recomendable para grupos, en especial para las despedida de soltero.

Hoy en día, el descenso del Sella es la actividad más demandada por los chicos y chicas que quieren disfrutar de una despedida distinta, con contenidos saludables y festivos.

Pasar un fin de semana de risas con tus amigos es posible, a un precio muy económico. Puedes alojarte en una casa rural con posibilidad de barbacoa, o contratar una cena-espicha en alguna de las mejores sidrerías, bajar el sella parando en los chiringuitos que hay a pie de río, jugar una partida de paintball en campos de bosque virgen, descender un barranco por la mañana y comer una fabada o un cachopo después…

Son las opciones que tienes, si eliges Asturias como destino par tu  celebración.

.

Si buscas realizar el descenso del Sella en tu despedida de soltero te proponemos lo siguiente:

  • Un amplio menú de actividades de Aventura.
  • Información completa de todo lo necesario para la organización de la despedida.
  • Alojamiento en alguno de los establecimientos colaboradores.
  • Cena, espicha o similar en Ribadesella.
  • Actividades extras.
  • Una gratuidad para el novio (a partir de 10 pax).

Precio descenso del Sella despedidas  soltero: 60€/pax, e incluye:

  • Alojamiento en Casa rural (2 noches).
  • Descenso del Sella con picnic o partida de paintball.

¡No te lo pierdas! ¡Aprovecha nuestras ofertas!

descenso del sella despedidas de solteror

descenso-del-sella

Descenso del Sella, Ribadesella

Descenso del sella Ribadesella

¡Haz el descenso del sella desde Ribadesella!

Montañas del Norte tiene su sede en Ribadesella:

  •  Calle Marqués de Arguelles 26 (cerca de la oficina de Turismo).
  • Calle El Pico 7 (zona de la playa).

Desde allí ponemos a tú disposición todo lo necesario para que disfrutes del recorrido en canoa por las aguas del Río Sella.

El requisito indispensable para su realización es saber nadar. Aunque también tienes la posibilidad de contratar un guía que te acompañe y te indique todos los contenidos de la actividad y su entorno.

Con Montañas del Norte se puede hacer durante casi todo el año. Siendo los niveles de agua los que lo regulan con una medida máxima de seguridad.

Descenso del Sella Ribadesella

El Río Sella nace en las fuente del infierno (Sajambre), concejo perteneciente administrativamente a la provincia de León. Aunque todo él se encuentra en la vertiente norte de la Cordillera Cantábrica, el lado asturiano.

El Sella se abre paso, en su camino hacia el Cantábrico, a través de la gran masa de calizas de los Picos de Europa. Labrando una profunda garganta en el límite occidental de esta importante unidad orográfica. Esta gran hendidura, conocida como el “Desfiladero de los Beyos”, es la parte alta del río, la cual es sólo apta para expertos en aguas bravas.
En la parte baja del Sella, desde Cangas de Onís hasta Ribadesella, pasando por Arriondas, las aguas son mucho más tranquilas. Y es allí donde se viene desarrollando una intensa actividad piragüistica ya desde 1951, fecha en que se inauguró el primer Descenso Internacional del Sella.

Competición

Esta competición que cada año recibe a piragüistas de todo el mundo es también una auténtica fiesta. Declarada de interés turístico internacional, en la que se da cita una gran multitud. Que disfruta de un ambiente único en este tipo de eventos deportivos.

Son muchas las personas, aficionadas o no al piragüismo, que cada verano tratan de emular a los grandes piragüistas que han dejado escrito su nombre en la historia de esta popular carrera. Ésta tiene lugar, cada primer sábado de agosto, entre Arriondas y Ribadesella. El Sella se ha convertido en un auténtico motor de la economía para la zona y existen en la actualidad muchas empresas de turismo activo. Ellas, ofrecen entre otras actividades, el descenso del Río Sella en kayak y canoa.

Montañas del Norte, aventura en Ribadesella

Nuestra empresa, en concreto, quiere distinguirse del resto ofreciendo calidad y atención. Para ello facilitamos la embarcación y el material complementario. Además de los vehículos y la logística necesaria para regresar al punto de partida.

Intentamos que disfrutes de tu tiempo ofreciendo tres posibles salidas que puedes emplear sobre la marcha (7 km, 12 km y 16 km), solamente nos tienes que llamar y  el tiempo de recogida está entre 10-20 minutos máximo.

Como referencia, los mejores piragüistas hacen el descenso del Sella desde Arriondas hasta Ribadesella en poco más de una hora. El recorrido clásico para turistas, Arriondas-Llovio, lleva un tiempo de unas cuatro horas (paradas incluidas).

Reservas on-line

Pincha en este enlace reserva directamente y aprovecha nuestros precios on-line.


rafting-en-asturias

Rafting Asturias

RAFTING ASTURIAS

Los ríos de gran caudal, cuyo curso se caracteriza por fluir por fuertes desniveles que hacen que las aguas desciendan de forma rápida y vigorosa, por lo general de alta montaña, son los escogidos para la práctica del Rafting. Uno de los deportes de aventura más trepidantes que existen.

El Rafting consiste en el descenso en grupo a bordo de un bote neumático con la única ayuda de remos o de pagayas  para gobernar la corriente. Su nombre proviene del término inglés “raft”, (balsa). Nombre con el que se denomina a la embarcación.

En España, un aparente parentesco podría establecerse con las armadías que sirvieron, hasta los años treinta para transportar por el agua, los troncos de los árboles que se cortaban en los valles pirenaicos.

Origen del rafting.

El origen de este deporte se remonta al año 1938. Cuando tuvo lugar el primer descenso en un bote neumático de envergadura. Y fue realizado en el río Colorado en Estados Unidos. En España, fue introducido por especialistas franceses en la década de los ochenta. A partir de entonces, ha ido creciendo en popularidad en nuestro país.

Técnica.

El Rafting, lleva aparejado un cúmulo de experiencias  emocionantes. Siendo, con justicia, catalogado como una oferta turística de primera línea en territorios y comarcas de alta montaña.

Sin dudarlo, constituye una singular aventura la lucha por controlar el curso de un río. Desde una frágil balsa que se ve inmersa en los torbellinos de los rápidos de los ríos de montaña. El agua salta y se encrespa creando remolinos. Fustiga continuamente el bote, sometiendo a sus tripulantes a un constante acoso. Gran velocidad, cambios continuos de dirección y situación y pasos complicados ponen a prueba la habilidad y fortaleza de los navegantes.  Por ello, éstos además de ser diestros en mantener la posición vertical, deben estar atentos para esquivar los obstáculos que vayan encontrando. Obstáculos como rocas visibles o parcialmente sumergidas, escalones e incluso saltos de agua.

La compenetración entre la tripulación se considera fundamental. El empuje de la corriente, acrecentado en los recodos y escalones, elevará con fuerza el bote. Y cualquier movimiento brusco puede conducir con facilidad a la caída, no sólo de un navegante sino de toda la tripulación. Los esfuerzos, pues, deben supeditarse a las directrices de los pilotos. Y estos deben transmitirlas de viva voz o mediante signos convencionales.

Técnicas de navegación.

Las técnicas de navegación en Rafting no conllevan demasiada dificultad. El raft es un bote neumático plano, alargado y elíptico. Sus medidas estándar son 4.80 x 2 metros. Permite albergar de cuatro a ocho navegantes, junto con el guía, conocido como “trainer”. Los navegantes manejan pagayas, remos de una sola pala. Y son más cortas que la de los guías o trainers. Que cuidan del control de la balsa con una de 3 metros, como una especia de timón.

La tripulación, agarrada por los pies a unas gomas (foot straps) sujetas a los travesaños de la embarcación, que la dotan de rigidez, se mantiene a ambos lados de ésta. Y contribuye a la navegación con sus remos.

Consejos para tripulantes.

Los tripulantes deben mantener las manos libres para la sujeción y manejo de los remos.  La postura correcta del cuerpo sería la siguiente.

  • Mano exterior hacia abajo a uno o dos palmos por encima de la pala.
  • La otra mano sujetando el remo en su extremo superior.

La forma de remar. Para ganar efectividad y evitar fatiga, se aconseja introducir el remo de forma vertical, dar un impulso hacia atrás y sacarlo de lado.

Giro a la derecha. Cuando los patrones indican “derecha”, significa que deben remar los tripulantes del lado derecho. Así, para agilizar los tripulantes del lado izquierdo tienen que contrarremar, es decir, remar al revés. O bien remar de atrás hacia delante.

Al cruzar una zona de rápidos, para gobernar la embarcación y evitar que se doble rodeando un obstáculo, debemos mantener una velocidad superior a la del agua; por tanto, es muy importante remar rápido y fuerte a la vez.

La Salida.

El inicio del recorrido se fija siempre en zonas de aguas tranquilas. Remando hacia el centro del caudal  y enfilando la proa hacia el descenso, siguiendo el curso del río. Además, es conveniente mantenerse en esta zona central, evitando las orillas. Donde se podrían recibir golpes inesperados de las ramas de los árboles.

A lo largo del descenso y en función del trazado del río, deberemos efectuar diversas maniobras, tales como:

  • Cuando se quiere ir hacia la orilla. Poner el rumbo preciso aprovechando cualquier remanso.
  • Remando con las palas de la derecha, si se quiere ir hacia la izquierda. Y contrarremando con las de las izquierda.
  • Giro completo. Remando sólo de un lado, hasta conseguir un giro de 180º. O de 360º si queremos efectuar la circunferencia completa.

Equipo y material.

Los tripulantes deben llevar un traje isotérmico de neopreno, ajustado al cuerpo sobre el complemento interior, un slip o bañador. Según la época del año, el traje puede ser de manga corta o de un neopreno más fino, con el fin de acomodarse al calor. Pero en todo caso no hay que menospreciar la protección contra el frío. Conviene calzar zapatillas deportivas o botas gruesas flexibles sobre calcetines. No es descartable la necesidad de pisar las rocas o la orilla. Antes al contrario, no hay recorrido que no imponga esta conveniencia. El casco es obligatorio, debe ser ligero y se distingue por sus tonos llamativos. El trainer suele llevar uno de diferente color. El chaleco salvavidas es también imprescindible. Ya que sirve a la vez como flotador y como protección para el pecho. Y un consejo, las gafas, en caso de necesidad, deben sujetarse con cintas especiales.

Preparación y precaución.

Obligatorio saber nadar. Y también se exige la capacidad de desenvolverse con soltura en el agua. Ya que a veces los chapuzones pueden conducir a situaciones de alarma o desconcierto que dificulte el rescate. Ante estas situaciones, lo mejor es mantener la calma y no intentar ganar la orilla de cualquier manera. Si se está cerca del bote, la cuerda exterior es fundamental para subir de nuevo con facilidad. Si el regreso no fuera posible, hay que dejarse llevar por la corriente boca arriba, con los pies por delante para amortiguar los posibles golpes contra las rocas. Y tratar de ganar la orilla de espaldas, mientras se mantiene, si se hubiera conservado, el remo como flotador en sentido transversal.

Rafting con Montañas del Norte.

Rafting Asturias. Practica esta actividad con nosotros. Entra en el siguiente enlace e infórmate sobre condiciones, precios, material, etc.

https://montanasdelnorte.com/rafting-en-asturias/

   


Ruta Valle de Viango

Ruta del Valle de Viango

Ruta del Valle de Viango

(Sierra del Cuera, Llanes).

Ruta entre El Mazucu y Purón. (Sólo ida).

Duración, 6 horas.

Dificultad. Media.

Distancia. 14 kms.

Desnivel. 300 m.

Sierra del Cuera, Llanes

La Sierra del Cuera es una cordillera cuya máxima altitud es el Pico Turbina con 1.316 metros. Se extiende de este a oeste, discurriendo paralela al mar Cantábrico. Del que apenas la separan cuatro kilómetros.

Este pequeño macizo tiene la misma formación morfológica que los Picos de Europa. Donde las calizas dan lugar a un paisaje dominado por dolinas, jous y poljés (*)entre sus alturas.

Pero por lo que destaca, además de por su belleza, es por ser una perfecta atalaya desde donde deleitarse con las vistas del Cantábrico y de los Picos de Europa. Estando equidistante de estos dos puntos.

(*) Se denomina "poljé" a la depresión en un macizo de roca kárstica de forma alargada y grandes dimensiones con sus extremos empinados. En el Oriente de Asturias, además del Valle de Viango, existe otro poljé, la Vega de Comeya cerca de los Lagos de Covadonga.

El Mazucu

Zona con un alto valor histórico ya que en ella se libró uno de los enfrentamientos más encarnizados de la Batalla del Oriente de Asturias. Sucedió durante el mes de Septiembre de 1937.

Fue llamada La Batalla del Mazucu. Entre sus peñas las tropas republicanas aguantaron, con innumerables bajas, durante una semana el asedio de la I Brigada Navarra y de los bombardeos aéreos de la Legión Cóndor.

En el alto de La Tornería a unos metros descendiendo hacia Llanes, en el margen derecho de la carretera se encuentra una estela conmemorativa en honor a los cuatro tripulantes alemanes. Eran tripulantes del Dornier de la Legión Cóndor derribado en las cercanías. Igualmente en el sendero que conduce hacia el Pico de los Resquilones.

(https://lacarua.com/pico-de-los-resquilones/), hay una placa que conmemora el 60 aniversario de la “Batalla del Mazucu”.

Descripción de la Ruta del Valle de Viango.

Nota. Al ser de un solo sentido y debido a su longitud es indispensable utilizar dos coches. Dejando uno en Purón y otro en el comienzo de la ruta en el Alto de la Tornería.

Ladera del Hibéu

Carretera local LLN-7 Llanes-Parres-Alto de la Tornería-El Mazucu.

Estacionamos en coche en el Alto de la Tornería (470 m.). Hacia el sur parte una pista hormigonada en ascenso. En aproximadamente 1.100 llegamos al final de la pista que muere junto a una cabaña de piedra. Ojo unos 150 metros antes habremos dejado a nuestra izquierda un ramal de la pista que asciende hacia el Norte. A la izquierda del final de la pista junto a un muro de piedra, parte un estrecho sendero en ligero y paulatino descenso. El sendero es tendido y prácticamente lineal. Transcurre a media ladera entre las peñas y el valle.

Es conveniente no abandonar la media altura ni traspasar ninguno de los muros que protegen la majada. Se debe a que el camino entre las cabañas se torna dificultoso por los innumerable muros que allí se encuentran. Y así caminando en paralelo y dejando atrás varias cabañas en diferentes estados de conservación, en aproximadamente hora y media alcanzaremos el comienzo de la Llosa propiamente dicha donde encontraremos un bebedero.

Bebedero en la Llosa

La Llosa del Valle de Viango

La Llosa es única, mágica, una hermosa vega profundamente verde. De casi 1,5 kilómetros de longitud y aproximadamente 450 metros en su parte más ancha.
La Llosa, es un pequeño parque temático, un remanso de paz y tranquilidad. Allí encontraremos ganado, cuevas, playas fluviales y lagos temporales. Se extiende a los pies del murallón del Cuera con la silueta del mítico Pico Turbina dominando las alturas.
A pocos metros de la entrada de la Llosa hacia nuestra izquierda y sin ganar prácticamente altura encontraremos un sumidero con una gran cantidad de arena de playa. En el frontal de la “playa” una recóndita cueva con una boca de considerable tamaño que nos permite entrar sin problemas a visitarla.

Descenso hasta Purón

Después de transitar con calma su extensión, debemos dirigirnos hacia el Suroeste para alcanzar el embudo del collado de La Raíz.

Una vez superado el ascenso del pequeño collado, desde el alto comenzaremos a descender con paciencia siguiendo siempre el rastro del sendero más marcado.

Después de atravesar varios regatos alcanzaremos las primeras cabañas. Una vez más en diferentes estados de conservación.

Más adelante cruzaremos el Río Tornu llegando a una pista bien hormigonada por la que debemos transitar. Y siempre en fuerte descenso durante unos cincuenta minutos hasta alcanzar el pueblo de Purón.


barrancos asturias

Descenso de Barrancos y Cañones

Descenso de Barrancos y Cañones

Los deportes activos o de aventura,  suponen afrontar una serie de riesgos determinados. Pero, indudablemente, y desde otra perspectiva, sin duda ofrecen la posibilidad de superar con éxito las distintas dificultades que entraña una determinada actividad. A veces más atractiva cuanto más intricada resulta.

Pueden resultar éstas, las características que aparecen en los itinerarios  emplazados en los descensos de barrancos, gargantas, foces, despeñaderos y cañones. Canales abiertas por la erosión de las aguas, principalmente en los cursos altos de los ríos. La montaña, proporciona, en este sentido, excelentes e idóneos parajes para practicar esta modalidad deportiva.

El contacto directo con la naturaleza en el fondo de un cañón, cuando el practicante se adentra en parajes cuya sola contemplación es ya un auténtico privilegio. El enfrentamiento con obstáculos cuya superación aparece como un auténtico y sugestivo reto, añaden al riesgo de esta modalidad deportiva del descenso de cañones y barrancos el atractivo de la naturaleza virgen. Es, sin dudarlo esta simbiosis de belleza natural, en un aspecto lúdico, camuflada tras una serie de dificultades que deben superarse, la razón por la que este deporte tiene una excelente acogida.

La Técnica.

El descenso de barrancos y cañones se anota dentro del marco de la espeleología. De aquí proceden la mayoría de sus técnicas y materiales. Incluso, a falta de una denominación específica, se le conoce con el término “espeleología bajo el sol”. Con ello se distingue de la exploración, deportiva y científica de las cuevas subterráneas, en la que la oscuridad es un elemento integrante.

La escala y el montañismo, el submarinismo y la natación forman parte del abanico y técnicas que se desarrollan en esta especialidad de alta montaña, junto a las mencionadas de la espeleología.

A veces es el propio caudal de aguas el principal obstáculo a salvar. Copiosas cascadas, pronunciados toboganes, balsas y pequeñas lagunas deberán ser atravesadas a cuerpo limpio cuando no nadando.

La protección, con un traje de neopreno se impone como principal elemento del equipo personal. Cuando el caudal no es profundo, ni con la suficiente capacidad de arrastre, la única preocupación serán los cantos salientes de las rocas, así como el suelo resbaladizo. Con caudales que cubren el cuerpo, la natación podrá ser ayudad con cuerdas y, por supuesto con la utilización de un chaleco salvavidas. Otro elemento indispensable en la realización de esta actividad.

En los pasajes verticales, los saltos, las hoyas o los pozos obligarán a utilizar técnicas de rápel, propias de la escalada. Lanzarse a un pozo sin haberse cerciorado de su profundidad o sobre la existencia de rocas o troncos de árbol sumergidos puede constituir puede constituir una grave imprudencia. De otra parte, el empleo del rápel requiere un conocimiento sobre la colocación de anclajes y la utilización de cuerdas.

Precauciones.

Por lo general, no existe la posibilidad de alterar el trayecto, salvo en casos de salida determinados.  Esto ocurre, como es lógico, porque la única vía para el recorrido suele estar flanqueada por rocas altas y lisas que la encajonan. Ni tampoco es cuestión de rehacer el camino.  En estas circunstancias, se recomienda no emprender ningún descenso, sin tener un conocimiento previo y preciso de las posibles variaciones meteorológicas del área.

Por insólito que parezca, no se puede descartar, especialmente en época estival, que un alud de agua y barro provocado por alguna repentina tormenta, pueda acarrear dificultades. Es preferible,  no jugar con los elementos y desconfiar de las crecidas imprevistas. No obstante, si se produjera alguna,  el fuerte estruendo del que van precedidas permite actuar y encaramarse a un saliente elevado.

Las recomendaciones indican a conservar la calma ante los imprevistos. Una torcedura, traumatismo, etc. Sólo conduce a aplicar unos primeros auxilios y organizar la mejor manera de traslado o rescate. Con la seguridad de que el guía oficial tiene conocimientos básicos de técnicas de salvamento y socorrismo.

Hay que evitar los saltos sobre zonas desconocidas del agua. Cuando la espuma impida ver el fondo o algún obstáculo pueda obstruir la trayectoria. Las pozas desconocidas deben ser previamente inspeccionadas , con el fin de comprobar la profundidad y sus características.

Tramos Diferenciados

En tramos ya experimentados, hay que saltar ofreciendo la mayor resistencia posible al agua. Protegiéndose del impacto, especialmente cara y manos. Se aconseja saltar con los puños cerrados y pegados a las caderas, con el cuerpo vertical. Además  justo antes de entrar en el agua se deben flexionar las rodillas simulando la posición fetal. La mochila puede ser un elemento de ayuda. Ofrece resistencia al agua y flotabilidad. Teniendo en cuenta que puede desequilibrar la postura, en ocasiones es preferible lanzarla al agua.

En las progresiones horizontales, debemos prestar atención en todo momento al terreno que pisamos. En aguas poco profundas en las que no se puede nadar, hay que caminar con las rodillas flexionadas y semihundidas en el agua para conseguir un mayor equilibrio y evitar golpes innecesarios.

En tramos para no iniciados es difícil encontrar zonas en las que sea imprescindible nadar; no obstante, se cuenta con un accesorio que pueda servir servir de flotador, la mochila. Siempre es preferible nadar de espaldas, y más que esforzarse, limitarse a controlar el rumbo. En caso de aguas rápidas, valdría también la posición de espaldas, siempre y cuando se mantengan los pies por delante.

Aunque no se debe desestimar la posibilidad de que se produzcan accidentes imprevisibles en cualquier tipo de descenso, el nivel de riesgo asignado a esta especialidad no es significativo. En todo caso, las precauciones deben alcanzar los mínimos detalles. Por citar uno, el uso de lentillas o gafas, para que el instructor lo tenga en cuenta.

Preparación.

Lógicamente la preparación de este deporte exige el dominio de ciertas técnicas. Si bien es cierto, que no revisten mayor complicación que las utilizadas  por los senderistas experimentados. Evidentemente se requiere unas condiciones físicas adecuadas al esfuerzo a realizar. Y tener en cuenta que las dificultades que se presenten durante el recorrido, deberán ser solventadas sobre la marcha de la mejor manera posible.

La incógnita que pueda ofrecer un itinerario desconocido se resuelve, en la mayoría de los casos, contratando a una empresa experimentada. Renunciar a la ayuda de estas empresas de Turismo Activo que disponen de guías experimentados, obliga a disponer en el equipo de un líder con conocimientos y autoridad suficiente para manejar la prueba en buen término.

Equipo y material.

El equipo apropiado para la práctica del Descenso de Barrancos y Cañones se compone de:

  • Traje neumático de neopreno.
  • Escarpines de neopreno.
  • Botas de goma o calzado ligero y apropiado.
  • Casco que protege de caídas y golpes.
  • Gafas de agua.
  • Mochila o saco de látex.
  • Bidón estanco para guardar ropa seca, comida, etc.

Los botes y pequeñas balsas neumáticas pueden formar parte del equipo. Pero hay que contar con que el traslado, y sobre todo la reparación en caso de rotura, puede resultar muy engorroso. El material de escalada, con las cuerdas en primer plano, puede irse completando a medida que la experiencia aumente.

Temporadas Adecuadas para la práctica del Descenso de Barrancos y Cañones.

El estar ligada a las condiciones meteorológicas, la especialidad deportiva del Descenso de Barrancos y Cañones tiene su periodo óptimo para su práctica, entre abril y septiembre. Como es obvio, las condiciones particulares en que se encuentra cada barranco, serán las que determinen la oportunidad de la expedición. Por ello o es descartable realizar este deporte, incluso en invierno en condiciones menos favorables.

 

 


viajes de estudios en asturias

Dificultad del Río Sella

Dificultad del río Sella

Antes de valorar en nivel de dificultad del  del Río Sella que realiza nuestra empresa, explicaremos los 6 niveles de dificultad para ríos reconocidos a nivel internacional.

Introducción. Los Ríos y su nivel de dificultad.

Tanto los practicantes de piragüismo, hidrospeed o rafting, aquellos que escogen un río para llevar a cabo sus prestaciones deportivas recurren a una clasificación, mundialmente reconocida, que distribuye las corrientes fluviales por su grado de dificultad. Sin duda, esta definición sirve a los deportistas para trazarse una primera idea del medio con el que pretenden enfrentarse. Lo que redundará en la adopción de las medidas más adecuadas en el inicio y durante la realización de la prueba.

Dicha clasificación comprende seis niveles, que se designan mediante número romanos, acompañados, si corresponde, de otros signos (más, +, o menos, -) y numeración árabe (indicando cantidad de tramos).

Enumeración de Niveles.

  • El Nivel I corresponde al de menor distancia. Se trata de corrientes de curso regular que discurren por pendientes suaves. En ellas apenas se forman olas y ligeros remolinos. Son ideales para las pruebas de demostración e iniciación.
  • El Nivel II se cataloga de fácil, si bien asignándole ya la categoría de deportivo.  Su cómoda navegación viene determinada por la ausencia de rápidos peligrosos. Aparece algún que otro escalón de escasa importancia y olas y movimientos de agua exentos de dificultad.
  • El Nivel III se aplica a los ríos de recorrido medianamente difícil. En ellos, la presencia de escalones, rocas a flor de agua o sumergidas y la formación de olas de considerable violencia y envergadura imponen la necesidad de maniobrar con el grado de experiencia y capacidad suficiente para saber cómo evitar los obstáculos. La corriente gana aquí en intensidad, y puede contar con saltos, si bien deja visibles y expeditos los pasos.
  • El Nivel IV corresponde a los ríos de navegación difícil. Los desniveles son aquí pronunciados, los obstáculos, los escalones y la envergadura de las olas ofrecen bastante dificultad. La maniobra, por tanto, requiere una experiencia considerable. Especialmente para afrontar los frecuentes remolinos y la caída libre de las aguas. Se trata de las corrientes deportivas por excelencia, conocidas como naguas vivías.
  • El Nivel VI se asigna a corrientes muy difíciles de controlar, que requieren una gran técnica y, aún más, un reconocimiento previo del recorrido. Este reconocimiento se requiere para precisar el modo de proceder ante los fuertes obstáculos y la peligrosa presencia de saltos y escalones. La dificultad no cede en todo el curso del río y exige el máximo tanto al deportista como al material de uso.
  • El Nivel VI se destina a los ríos extremadamente difíciles. Rayando lo infranqueable. Los rápidos que se forman, el volumen de agua y la pendiente son excepcionales. Sin posibilidad de detención. La práctica de cualquier especialidad resulta altamente peligrosa, y sólo puede afrontarse provisto de una técnica al más alto nivel.

Alteraciones.

El practicante experimentado sabe cuáles son las causas que pueden alterar la clasificación asignada a una corriente o a uno de sus tramos; por supuesto los cambios meteorológicos y los que imponen las temporadas, pero también la apertura de diques o el momento preciso de la jornada.

En todo caso, el deportista debe tener un conocimiento previo de estas modificaciones circunstanciales y no limitarse a la mera verificación del caudal.

En los niveles de relativa dificultad (de III en adelante) se impone conocer los puntos de acceso y de salida del lecho. Así como los de asistencia y de socorro que hayan dispuesto.

Otros puntos que se reconocerán en la observación previa del recorrido podrá ser; rocas o troncos de árboles, apenas hundidos en el agua, a los que delatan finos círculos concéntricos, contracorrientes o rebufos provocados por obstáculos de diversa índole. Fuertes remolinos en la base de un escalón o salto, peligrosos por su capacidad de arrastre. Recodos donde la masa de agua se arremolina, dejando al mismo cauce principal con escasa fluidez.

Los infrecuentes pero temidos sifones, conductos naturales anegados que ejercen presión desde la profundidad. Elevaciones en las que el terreno aflora, dejando apenas una lámina de agua que entorpece la navegación. Vías estrechas de que pueden estar obstruidas por ramas o troncos. Oleajes que por su intensidad pueden requerir la aplicación de técnicas que permiten pasar carenándolos. Objetos metálicos o de otros materiales de los cuales los ríos puedan ser portadores.

El reconocimiento previo será la mejor manera de prevenir las dificultades, evitar las zonas peligrosas y diseñar las maniobras que conviene ejecutar para eludir los obstáculos. Asimismo, podrá dictar la conveniencia de establecer, en puntos determinados, sistemas de seguridad, a base de cordadas.

Nivel de dificultad del Río Sella.

Atendiendo a lo expuesto, diríamos que los 15.200 kms., que corresponden al tramo navegable que realiza Montañas del Norte. Esto es desde Arriondas a Llovio, se incluyen dentro de los niveles I y II. Siendo pues un recorrido apto para todas las edades, siempre que se encuentre dentro de unas condiciones físicas adecuadas.

 


Descent-of-River-Sella

Descent of River Sella

Descent of River Sella.

Sport Tourism. In full nature.

Montañas del Norte. Enjoy with us!.

In Montañas del Norte we offer you closer view of Eastern Asturias both in its natural and etnografic dimensions. We are a profesional team and you will take no risk if you join us on our organised sightseeing excursiones.

Our natural environment gives a huge variety of alternatives to practice sports and we make it easier for you. We provide you with all the means you will need not to miss any detail and to reach the most unusual places you have ever imagined.

We also offer, guiding servides, transport, dressing rooms, showers, picnic and Civil Reponsability and  Accident Insurances.

Description.

Montañas del Norte is a company authorised by The Council of the Principado de Asturias, which enables us to carry out all the activities described in this “post”.

River Sella Descent.

Try doing the same route as the Sella International Descent. At the departure, the instructor will previously show you how to operate the boat, he will also give you some clues to identify the landscape and some services.

The trip finishes 15 kilometros down the river, in our pier. The descent of River Sella, takes four hours on average. , including breaks for lunch and a rest.

The canoes are safe and easy to use. They have room for one person (K-1), for two people (K-2), and for two adults and one a child (K-2).


bonos regalo

Servicio de recogida de clientes. Descenso del Sella.

Servicio de recogida de clientes. Descenso del Sella.

Nos distinguimos del resto de Empresas de Aventura.

Montañas del Norte ofrece un servicio “puerta a puerta”.

Un servicio exclusivo, discrecional y de calidad a coste cero.

Recogida.

En un primer paso pasamos a recoger, en furgoneta, a nuestros clientes en los Hoteles, Apartamentos, Casas de Aldea y Camping situados en el Concejo de Ribadesella.

A continuación los trasladamos a nuestras instalaciones en Ribadesella.

Allí les proporcionamos y equipamos con el equipo necesario, Neopreno (si corresponde), bidón estanco, pic-nic y chaleco salvavidas.

En nuestros vestuarios pueden cambiarse y dejar en custodia sus cosas personales. Estos objetos serán transportados hasta el punto de recogida del cliente una vez finalizado el Descenso. Esto evita tener que regresar a nuestras oficinas en Ribadesella y facilita un transporte directo al alojamiento.

Una vez equipados, partimos nuevamente en nuestros vehículos de transporte hacia nuestra base en Arriondas. Aquí proporcionamos palas y ofrecemos un curso básico de remo. Una vez completado comienza propiamente el Descenso del Sella.

Retorno al alojamiento.

La vuelta se realiza desde una de las tres paradas que tenemos establecidas. Desde ellas, retornamos a nuestros clientes al alojamiento donde fueron recogidas. Una vez entregados los objetos personales que dejaron en custodia en nuestras taquillas.

Amplia tu información.

Para más información sobre la actividad del Descenso del Sella en canoa, pincha en el siguiente enlace.


descenso internacional del sella

80 Descenso Internacional del Sella 2016

Reservar Descenso Internacional del Sella 07/08/2021

80 Descenso internacional del Sella 2016

Arriondas y Ribadesella celebraron una espectacular edición del  80 Descenso Internacional del Sella 2016.

En un ambiente festivo y armónico, ambas localidades se agolparon bajo sus puentes y aledaños para asistir a la salida y la llegada del Descenso. Miles de personas disfrutaron de la mayor fiesta de Asturias en una jornada especial que conmemoraba el 80 aniversario del evento.

Después de las noches festivas en las dos poblaciones, el sábado por la mañana en Arriondas se produjo una reunión de personajes de lo más variopinta. Ataviados con disfraces, digamos extravagantes, desfilaron por las calles de la Capital Parraguesa para deleite del personal oriundo y foráneo. Mientras la sidra regaba los cuerpos, por dentro y por fuera.

Parres y Ribadesella

En Arriondas el espectáculo de la salida pone literalmente, “los pelos de punta”. Escuchar los versos de Dionisio de la Huerta, el himno de Asturias, el cañonazo que marca la salida y sobremanera la propia salida de los palistas es ciertamente un espectáculo único en el mundo. Hay que vivirlo para sentir la emoción.

En Ribadesella la espera, la llegada de las embarcaciones concede un plus de sentimiento y mantiene el alma, de los entregados espectadores, en vilo.

Fue esta edición de lo más tradicional. Varios elementos festivos fueron retomados. El cañón  que Samaranch regaló a Dionisio de la Huerta en 1968 volvió a marcar la salida después de casi medio siglo. Otra de las tradiciones recuperadas fue el desfile de “Gigantes y Cabezudos” por las calles de Arriondas. Una iniciativa de la asociación Entaina de Ribadesella.

Campeones del Sella

Ya en lo deportivo, destacar la séptima victoria consecutiva de la pareja astur-galaíca formada por Bouzán y Fiuza que marcaron un tiempo de 01.07.43. En K1 el vencedor fue una vez más, y ya son cuatro, el palista riosellano Kiko Vega. Es justo recalcar la actuación de Julio Mártinez , el palista cántabro que junto a José Julian Becerro quedó en segundo lugar en K2. Sumando así su vigésimo podio consecutivo.

Montañas del Norte

Por nuestra parte, como cada año desarrollamos con normalidad nuestra actividad. Nuestros clientes disfrutaron de la salida del Descenso y después practicaron la actividad del Descenso del Sella de forma lúdica.

Más información

descenso-internacional-del-sella

Descenso internacional del sella en piragua

Piragüismo

Piragüismo.

Breves apuntes sobre el deporte y la práctica del Piragüismo.

La navegación en canoa o en piragua lleva siendo practicada por el ser humano desde tiempos inmemoriales. La primera técnica usada en épocas prehistóricas, consistía en el vaciado del tronco de un árbol de las proporciones adecuadas. Con el devenir de los tiempos, distintos pueblos  y civilizaciones fueron depurando esta técnica y creando múltiples clases de canoas. Algunas de ellas hoy todavía permanecen en algunos usos y/o costumbres de algunos grupos humanos de costumbres primitivas en países lejanos, así como en ciertas comunidades rurales de nuestro entorno.

Este tipo de embarcaciones, estrechas y largas, sin demasiada eslora (apenas 10 metros), sin quilla y sin apenas distinción entre proa y popa algo puntiagudas, fueron pasando al plano deportivo a finales del siglo XIX. Desde 1924, las competiciones de piragüismo de carácter internacional fueron incrementando su popularidad. Hasta que en 1936 a raíz de los Juegos Olímpicos de Berlín, la competición incluyó unas determinadas pruebas relacionadas con el piragüismo.

En el piragüismo, a diferencia del remo, en el que el impulso se obtiene mediante un punto de apoyo y de flexión, el tripulante se ayuda de una pala. Esta pala se sumerge en el agua y se acciona con la única fuerza de los brazos y el movimiento que imprimen al tronco a cada lado de la embarcación.

Diferentes tipos de embarcación.

Se distinguen tres clases.

  • La canoa o piragua propiamente dicha. De una o varias piezas.
  • La canoa canadiense. Sin puente y con cuerpo abierto.
  • Más puntiagudo y estrecho que las mencionadas.

Orígenes del Piragüismo.

El momento y lugar de aparición o creación de la canoa y la piragua son indeterminados. Habiéndose reconocido una forma de canoa con pala en una tumba de un rey sumerio en Ur. Con una antigüedad que ronda los 6.000 años de antigüedad. En cuanto al kayak, se conoce que proviene de pueblos esquimales. De su lengua procede el nombre. En las frías aguas de estas zonas árticas, los Inuit (Cada individuo tiene un kayak hecho a su medida), usan este tipo de embarcación. Confeccionadas con armazones hechos de huesos de animales y recubierto de pieles de foca cosidas, son usadas tanto para el desplazamiento como para la caza. Siempre que las condiciones del deshielo lo permitan.

La primera fabricación.

Se atribuye a John McGregor en la segunda mitad del siglo XX, siguiendo el modelo esquimal. La adaptación a la práctica deportiva se realizó poco tiempo después. Fue llevada a cabo por unos piragüistas franceses y alemanes que imaginaron la gran velocidad que puede alcanzar el kayak y las perfectas virtudes que encierra para la navegación en aguas turbulentas.

Modalidades deportivas.

Se distinguen dos modalidades en el deporte del Piragüismo. Canoa (letra C) y kayak (letra K). En la canoa deportiva, los tripulantes ejercen semiincorporadas en el casco abierto de la embarcación, manteniendo una pierna arrodillada y la otra semiflexionada. O ambas piernas arrodilladas. Y utilizan una pértiga medianamente larga, en uno de cuyos extremos se acopla una pala.

En el kayak, el tripulante adopta una posición sentada y va embutido hasta la cintura en un hueco (bañera), con una tela alrededor (cubrebañera). Ésta le sirve de protección contra el paso del agua. Incluso en vuelco o cuando el kayak queda inversamente tumbado.

El remo que se utiliza, consiste en una pértiga con una pala en un extremo y una cuchara en el otro. Aparecen dispuestas entre sí en un ángulo de 90º. El remo se utiliza tanto para el control de la embarcación como para el propio impulso del kayak.

Modelos de Canoas y Kayaks.

Por lo que respecta a las canoas, existen tres modelos deportivos homologados.

  • Un sólo tripulante. 5.20 metros de longitud máxima, 75 cm de anchura máxima y 16 kg de peso mínimo.
  • Dos ocupantes. 6.50 m, máximo. 75 cm máxima anchura y 20 kg máximos.
  • Cuatro tripulantes. 9 m máximo. 75 cm anchura y un peso no inferior a 30 kg.

Los kayaks se clasifican en K1, K2 y K4, para 1, 2 o 4 tripulantes con longitudes máximas de 5.20, 6.50 y 11 metros. Anchura máxima de 51, 55 y 65 cm. Y pesos mínimos de 12, 18 y 30 kg, respectivamente.

Ambos tipos de embarcaciones se fabrican en materiales sintéticos, como plástico, poliéster o fibras de carbono y vidrio, que le hacen ganar en ligereza y resistencia.

Piragüismo en Aguas tranquilas y Aguas bravas.

Tanto kayaks como canoas se destinan a pruebas de velocidad en aguas estancadas (tranquilas). Estas se encuentran en lagos, embalses o canales adaptados. En oposición la más vistosa e intrépida es la navegación en aguas bravas. Los escenarios son descenso en ríos de alta montaña y en ríos en llano pero con fuerte caudal. En los primeros es el kayak el que mejor se adapta a la exigencias de navegabilidad. En ellos la competición se amplía con las pruebas de slalom, en las que el recorrido de unos 600 metros, se encuentra interrumpido por unas barras suspendidas de cables por encima del agua que indican las puertas obligadas de paso y los lugares de giro. Existen también en las aguas bravas, canales artificiales, dotados de la necesaria turbulencia para  el desarrollo de la actividad.

Preparación para la práctica del Piragüismo.

Para el control de la embarcación es necesario un cierto sentido del equilibrio. En aguas bravas la lucha constante contra la corriente, el piragüista debe demostrar tanto su habilidad como su capacidad de reacción y resistencia. En un continuo desgaste de energía, se hace preciso el conocimiento y dominio de una técnica adquirida en un cursillo de aprendizaje.

Saber nadar y por tanto estar familiarizado con el agua, constituye un requisito indispensable. Uno de los ejercicios básicos que se practican para llegar a una perfecta ejecución, tiene por finalidad recuperar la verticalidad desde la posición invertida de la embarcación después de volcar. Dicha acción (esquimotaje) consiste en colocar la pala en sentido perpendicular a la canoa volcada. Mediante dos tracciones de los brazos hay que lograr el giro opuesto. El control de la inmersión (apnea), sin dejarse desorientar por ella, es vital en el esquimotaje.

Maniobras básicas el deporte del Piragüismo.

Propulsión. Para girar a la derecha, hay que marcar un giro en abanico, de delante hacia atrás, con el remo izquierdo y viceversa.

Contrapropulsión. Para girar a un lado utilizando el remo de mismo lado. Deberemos marcar el giro hasta la mitad y, desde ahí, girar la pala e impulsarla hacia delante.

Esquimotaje. Maniobra que permite volver a la posición inicial. Es decir con el cuerpo fuera del agua, cuando la embarcación ha volcado. Es una técnica que requiere una práctica previa en aguas tranquilas. Existen dos versiones. Esquimotaje versión italiana. Se realiza con una sola pala, sujetándola por la hoja y propulsándola hasta lograr el vuelco. En la versión americana, el esquimotaje se realiza con ambas manos. Sujetando la pértiga del remo y bogando como si estuviera en la superficie, girando el cuerpo hasta lograr enderezar la embarcación.