Explorar nuevos horizontes siempre tiene un sabor especial, pero cuando esa exploración
incluye ríos serpenteantes, naturaleza en estado puro, y la compañía de tu perro, la
experiencia se eleva a otro nivel. Hoy vamos a sumergirnos en cómo disfrutar del descenso del
Sella con tu perro, asegurándonos de que cada detalle esté cubierto para que tanto tú como tu
compañero peludo tengáis un día lleno de aventuras, risas y, sobre todo, mucha seguridad.

Preparativos para el descenso del Sella con tu perro

Antes de zambulliros en esta aventura acuática, es crucial darle una pensada a varios aspectos
importantes. Prepararse adecuadamente garantizará que tanto tú como tu compañero de
cuatro patas tengáis una experiencia segura, placentera y libre de imprevistos. Aquí te detallo
lo que necesitas tener en cuenta:

Salud y seguridad:

Empezar con un chequeo veterinario es esencial. No solo para confirmar que tu perro está en
buena forma física para el ejercicio que implica el descenso, sino también para revisar aspectos
específicos como su capacidad cardíaca y resistencia. Además, es un buen momento para
hablar sobre medidas preventivas, como vacunas o tratamientos contra parásitos,
considerando que estaréis en entornos naturales donde pueden estar presentes.

La seguridad en el agua es primordial. Aunque tu perro sea un nadador nato, las aguas del Sella
pueden ser imprevisibles, con corrientes y remolinos que podrían sorprender incluso al más
experimentado. Por ello, un chaleco salvavidas de buena calidad no es negociable. Asegúrate
de que sea específico para perros, con un ajuste que permita libertad de movimiento pero que
a la vez lo mantenga seguro y a flote sin esfuerzo. Algunos chalecos vienen con asas en la parte
superior, lo que te permitirá levantar a tu perro de forma segura si es necesario.

Equipamiento adecuado:

El equipamiento va más allá del chaleco salvavidas. Considera llevar una botella de agua dulce
adicional solo para tu perro, así como un cuenco plegable para que pueda hidratarse
cómodamente. También es importante llevar una toalla para secarlo después del descenso,
protegiéndolo del frío, especialmente si el día está ventoso o si las temperaturas son más bajas
de lo esperado.

El equipamiento va más allá del chaleco salvavidas. Considera llevar una botella de agua dulce
adicional solo para tu perro, así como un cuenco plegable para que pueda hidratarse
cómodamente. También es importante llevar una toalla para secarlo después del descenso,
protegiéndolo del frío, especialmente si el día está ventoso o si las temperaturas son más bajas
de lo esperado.

Adaptación al medio:

La familiarización de tu perro con el agua y las embarcaciones es un paso que no debe
subestimarse. Comienza con sesiones cortas y divertidas en aguas tranquilas, quizás jugando a
lanzar algún objeto flotante para que lo traiga de vuelta, siempre asegurándote de que el
chaleco salvavidas le queda bien y se siente cómodo con él.

Si tienes acceso a una canoa o kayak antes del descenso, permite que tu perro la explore en un
entorno controlado, primero en tierra y luego en aguas muy poco profundas. Esto le ayudará a
acostumbrarse a la sensación de estar en una embarcación, el balanceo y los sonidos
asociados, reduciendo su ansiedad el día del evento.

Considera también las reacciones de tu perro a estímulos inesperados. Entrena comandos
básicos de obediencia en entornos similares a los que encontraréis durante el descenso para
asegurarte de que puedas mantener su atención y control, incluso en un entorno excitante y
potencialmente abrumador.

¿Qué llevar?

Una lista de imprescindibles incluiría agua para ambos, snacks energéticos, una correa, bolsas
para los desechos de tu perro, y una cámara para capturar los momentos.

Disfrutando del descenso del Sella con perros

Durante el descenso

El descenso es más que remar; es vivir el momento. Observa cómo tu perro se maravilla ante
el nuevo entorno y cómo disfruta cada nueva ola. Es una oportunidad dorada para reforzar
vuestro vínculo.

Seguridad ante todo

La seguridad es lo primero. Asegúrate de que tu perro lleve siempre el chaleco salvavidas y
sigue las indicaciones de los profesionales.

Consejos para hacer el descenso del Sella con perro

1. Elige bien el momento: El verano es ideal por el clima.
2. Empresa adecuada: Asegúrate de que la empresa de turismo permite perros y tiene
experiencia en ello.
3. Socializa a tu perro: Si tu perro no está acostumbrado a otros animales o personas,
trabaja en su socialización previamente.

Profundizando en la experiencia

Entrenando para el gran día

Antes del descenso, es buena idea acostumbrar a tu perro al movimiento de la canoa y al agua.
Puedes empezar con sesiones cortas en aguas tranquilas, permitiendo que tu perro explore la
canoa mientras está en tierra firme y luego gradualmente en el agua. Este entrenamiento
previo no solo es crucial para su seguridad, sino que también puede ayudar a minimizar el
estrés durante la aventura real.

En el corazón del paisaje asturiano

El descenso del Sella no es solo una actividad física; es una inmersión en el corazón de
Asturias. A medida que remas río abajo, te encontrarás rodeado de paisajes que cortan la
respiración, fauna silvestre y la serenidad del entorno natural. Es el momento perfecto para
conectar con la naturaleza y con tu perro en un nivel completamente nuevo.

Un vínculo inquebrantable

Compartir esta experiencia con tu perro fortalece el vínculo entre ambos de una manera única.
Es una oportunidad para trabajar en equipo, comunicarse sin palabras y confiar el uno en el
otro de manera implícita. Estos momentos compartidos no solo son preciosos sino que se
convierten en recuerdos imborrables.

Después del descenso

Una vez completado el descenso, es importante dar a tu perro la oportunidad de descansar y
recuperarse. Asegúrate de revisar que no tenga heridas o rozaduras del chaleco salvavidas y
dale mucho amor y algunas golosinas por su valentía. Este momento también es perfecto para
reflexionar sobre la experiencia juntos, mientras disfrutas de la tranquilidad que sigue a la
aventura.

El descenso del Sella con tu perro es más que una simple actividad; es una aventura que os
cambia a ambos, profundizando vuestro vínculo y permitiéndoos disfrutar de la belleza de la
naturaleza de una forma única y emocionante. Con la preparación adecuada, puede ser una
experiencia segura y disfrutable para ambos, llena de momentos de alegría y descubrimiento.

Prepararos para esta aventura no solo os acercará, sino que también os permitirá descubrir
nuevas facetas de vuestra relación y de vuestras propias capacidades. Así que, ¿a qué esperas?
El río Sella os llama para vivir una aventura que jamás olvidaréis.

Entradas relacionadas

  • viajes-fin-de-curso-españa

    Ideas de viajes de fin de curso por España

    21/11/2023
  • viajes escolares para estudiantes

    Ideas de viajes escolares para estudiantes

    16/10/2023
  • Cobijeru

    Rutas en moto por los acantilados del infierno

    11/10/2023
¿Todavía tienes dudas?

Si tienes alguna consulta o duda, contacta con nosotros. Estaremos encantados de ayudarte.